jueves, 30 de abril de 2015

José Morgan - Presentación -

Muy pronto la siguiente entrevista en www.coffeewithjuanjo.com, su protagonista: Morgan, uno de los antiguos integrantes de la agrupación "Motel Morgan". ¿Quieren conocerle? Es, junto a Neil Cooper, Juan Andújar, Jesús Ramos y Toni Barea, el guitarrista y fundador integrante del grupo musical HUMANIMALS.

Vídeo de presentación


Juanjo Sánchez ©
Algeciras, 30 de abril, 2015
Hotel Reina Cristina


miércoles, 29 de abril de 2015

Juan Carlo Ocaña: Sherpa de su destino. Segunda Parte.

Juan Carlos Ocaña, Vicepresidente de las Jóvenes Orquestas de Andalucía, firmó junto a Francisco Martínez Alba, Director del Hotel Reina Cristina de la ciudad de Algeciras, y la presencia de la delegada de Turismo, Susana Pérez Custodio y la Diputada de Cultura de la provincia de Cádiz, Pilar Pintor, en el Salón Algeciras del Hotel Reina Cristina, el esperado convenio con el grupo turístico-empresarial Hoteles Globales con el que se beneficiaran las Orquestas de cualquier lugar del mundo que participen en eventos realizados en la ciudad de Algeciras, España. 

Juan Carlos Ocaña, también Director de la Orquesta Sinfónica de Algeciras, no oculta su pasión por su ciudad, por la música, por sus ganas de dejar un granito en un mundo complejo. Juan Carlos, un Sherpa de su destino, no solo es un músico con alma, sino un valeroso y complejo rival cuando de música y sentimientos se habla.

Aquí la segunda parte de la entrevista publicada hace unos días.




Juanjo Sánchez ©
Algeciras, 29 de abril, 2015
Hotel Reina Cristina
 

jueves, 23 de abril de 2015

Juan Carlos Ocaña: Sherpa de su destino. Primera Parte.

Tras la presentación que se publicó hace unos días, el pasado 15 de abril, sobre este singular personaje de la vida pública Algecireña... 

Presentación AQUÍ

...toca publicar su entrevista

Parte I

¿Quien se considera ser Juan Carlos Ocaña?

Ante todo un Algecireño, después un Campo-Gibraltareño, un Andaluz con parte de su corazón en Barcelona y, por supuesto, un Español. Una persona con ascendencia italiana y alemana aunque no lo entiendo cuando mi apellido es Ocaña. Soy hijo de dos personas con una sobresaliente capacidad de esfuerzo y superación; hermano mayor orgulloso y nieto seducido por unos abuelos con un pasado a veces, amargo y agradable en otros momentos.

A grandes rasgos y con el corazón en la mano, define a tu madre.

Sobresaliente. Después de que nosotros, mi hermano y yo, conseguimos finalizar los estudios Universitarios, mi madre nos dio una lección de superación, esfuerzo, lucha, sacrificio, empuje, … Aprobó unas oposiciones que le llevaron a conseguir el puesto de trabajo que hoy día disfruta.

Una anécdota curiosa y que le aporta mayor valor es que se preparó unas oposiciones en la categoría de motorista cuando ella no sabía conducir una motocicleta. Aún así supero su reto. Sobresaliente.

¿Dónde comenzaron tus inicios en la música?

Entré en la música por casualidad, gracias a mi primo David. Hoy día la música es mi vida.

Hay una anécdota muy graciosa y que me impidió entrar en la Banda Municipal la primera vez que opté a ello. Cuando ocurrió, o eso pienso yo, fue a causa de un mordisco. En un ensayo, en el Colegio Santa Teresa, Fernando, quien fuese el primer director que tuvo la Banda Municipal de Música, me hizo unas pruebas y le di un mordisco.

¡A ver…!

En el entonces hacían algunas pruebas que sigo sin comprender. El caso es que yo que tenía tantas ganas que cuando me acercó la mano para ver que presión hacía yo con la boca, sin pretenderlo se me escapó un sonoro, doloroso y sangriento mordisco. Quizás por ello no me dejó formar parte de la Banda Municipal. ¿Quién sabe? Me dijo que tenía antes que aprender música.

¿Quién te redimió el pecado?

A posteriori, después de haber pasado por el Conservatorio, conseguí entrar en la Banda Municipal Armando Herrero con Alfredo Ramos, el siguiente director que tuvo. Con el aprendí a amar la música. Pepe Blanco fue otro de esos bastones en mi carrera, fue quien me enseñó Solfeo y Antonio Bross fue con quien aprendí flauta.

Aquí en esta ciudad la gente siempre están de paso. Tuve profesores que iban y venían. La gente viene y se marcha, pero ellos siempre estuvieron y están ahí. Han sido pilares fundamentales en mi carrera de músico.

Alguien tan joven como tú ¿qué valora cuando parece que la juventud esté algo perdida?

Valoro bastante todo lo que tengo. Es mucho más que lo que mis abuelos tuvieron.

¿En que momento te sientes con plenas facultades?

En diciembre. De forma contradictoria es el mes de la luz a pesar de ser el mes con menos luz solar del año.

Cuando menos luz hay más luz nos ilumina. Y me refiero a la luz del espíritu. Los que se fueron dejaron su sello en cosas bonitas. No quiero perder esta tradición. Hay quienes solo piensan en la soledad de la ausencia de los seres queridos que se marcharon; hay quienes se engañan por los recuerdos de tristeza en vez de recordar, con alegrías, los buenos momentos que vivieron junto a esas personas.

¿Qué motiva a la persona de Juan Carlos?

Yo me marco una ruta, un destino, el camino que tengo que tomar. Cuando supero etapas, a veces, no siempre, miro hacia atrás, sin detenerme, y me emociona ver que los pequeños pasos que he ido dando me han llevado a estar donde en ese momento me encuentre.

Me motiva qué un sueño por muy difícil que parezca se alcance.

La emoción es parte de tu ser. ¿Cuál es la mayor motivación, esa que más te empuja a continuar tu camino?

Ver una persona mayor levantarse todos los días y seguir luchando por vivir.

¿Qué premio has vivido con mayor intensidad?

Un libro de Peter Pan, con una dedicatoria de D. Ricardo Silva, Director del Colegio Público General Castaño de Algeciras. Una persona que fue un pilar indestructible de aquel pequeño niño Juan Carlos.

Aún conservo aquel regalo como un tesoro. La niñez nunca hay que perderla. A veces nos perdemos en visiones de un adulto con la frialdad que un niño jamás haría. Por esa razón “nunca jamás” como en el país de los sueños de Campanilla, se debe de olvidar ser niños. Quizás esté ahí el secreto de la felicidad o el lugar donde encontrar soluciones a los grandes conflictos que oscurecen la mente del adulto.

¿Algún error en tu vida?

¡Por supuesto! Soy persona y tropiezo. Y aunque pienso que no soy más que nadie sé que no soy menos. No es malo equivocarse, los errores sirven para aprender. El momento de dolor existe. Sobre todo cuando las equivocaciones suceden. Pero cuando se cicatrizan las heridas los fallos se ven con otro prisma y enriquecen las personas.

El más grande de tus vicios

Mi mayor defecto es que me dejo llevar por el corazón. En ciertas cosas hay que usar mucho más la cabeza.

¡Virtudes!

La mayor: la paciencia; la menor, aquella que me encantaría potenciar y trabajar aún más: la diplomacia.

¿Eres creyente de algo en concreto?

Si la energía ni se crea, ni se destruye. Por tanto, no puedo dejar de creer en algo superior a nuestra consciencia. Por supuesto que creo en algo más poderoso que no llegamos quizás a comprender. Nos transformamos. Quizás son sugestiones pero sé que quienes se han marchado de mi lado físicamente, no lo han hecho en espíritu. Sé que en el fondo, tal vez por mi esperanza, quizás por mi fe, están ayudándome y me acompañaran en la continuidad de mi vida hasta que me una a ellos de nuevo.

¿Religioso o Espiritual?


Aunque soy Cristiano Apostólico Romano no comulgo con todas las tendencias de la Iglesia, ni con todas las Iglesias. A mí no me gusta la hipocresía que se ve en ellas. A veces, nos damos cuenta que hay personas muy fieles que van con asiduidad a la casa del Señor y luego en la calle se comportan con indiferencias y distancias al evangelio de Cristo.


No soy de ir mucho a la Iglesia. Como dice mi amigo Patricio hay que llevar la Iglesia a la calle. Yo practico en la calle como lo haría el “Jefe”, Jesucristo. Si yo veo alguien necesitado, si puedo, le ayudo.

Una ilusión

No te la voy a decir.

¡Vaya!

¡Bueno! Me dicen que estoy loco pero no puedo dejar de desear que Algeciras sea una Capital. Qué consigamos entre todos darle el lugar que se merece sería una gran alegría. La historia que nos precede, la cultura, los personajes públicos que están naciendo en este trocito de tierra son valores que aportan al resto de España diferencias. No puedo dejar de soñar con ello porque una tierra milenaria como es el Campo de Gibraltar, al servicio de una Andalucía verde esperanza y blanca inmaculada, ha sido a lo largo de la historia parte del tributo que la cultura universal ha recibido gracias a su gente, a la gente de Andalucía a lo ancho y largo de la historia.

¿Hay que perder un poco la cabeza para conseguir avanzar en una sociedad demente?

Las grandes locuras y los grandes avances siempre han ido ligados a grandes gestas y a la gentileza de muchos locos que en las sociedades y sus respectivas épocas han surgido.

Ojalá hubiesen tantos Quijotes con compromiso y con delicada responsabilidad por los demás; Quijotes, qué mirasen más a las personas, que no perdieran el norte y que mantuvieran los pies en la tierra estando cercanos a las personas.

El Quijote de la Mancha, ¿loco o sensato?

Quijote era un caballero, no estaba loco. Quisieron volverlo loco. Los locos estaban entre el resto de personajes que la sociedad alimentaba.

*******


Aprendiz de músico comenzó sus primeros pinitos en el mundo del arte con siete años y un teclado, regalo de su padre; teclado que tocaba con sus amigos en el patio, particular, de su casa.

Inmigrante con solo un mes de edad conoce Barcelona, la que sería la ciudad de las maravillas, la luz de su mirada, la inspiración de sus primeros pasos, aquella ciudad testigo mudo de sus andares y donde él, orgulloso, asevera echó sus primeros dientes.

Barcelona la ciudad que se inunda de luz mediterránea le inspiraría la claridad, el sentir y le abocaría el espacio atemporal de su visión humanista y artística.

La Calle Ruiz Tagle, aledaña de la tradicional Barriada San Isidro de Algeciras, sería aquel otro punto geográfico que le viera aprender a dirigir una Bicicleta.

La flauta: el instrumento alma mater de su esencia.

Juan Carlos: su nombre; su esencia: la brújula y la espiral de cada una de las conexiones con el Universo, compás y hélice de sus notas musicales, aquellas que danzan entre su batuta y su originalidad, que revolotean, cual luciérnagas en primavera, iluminando estrelladas “Noches de Paz”. 

Juanjo Sánchez © 
Algeciras 23 de abril, 2015
San Jorge





sábado, 18 de abril de 2015

Querida.



Querida, 



has sido quizás una de esas casualidades más bonita que han llegado a mi vida. De nuevo la realidad ha superado la ficción y vuelvo a recordar una de esas situaciones incomprensibles pero reales: un paisaje de fabulosas fantasías que dan sentido a la vida.

Desde que te conociera has ido creciendo de forma inconmensurable, has ido enamorándome poco a poco. Has conseguido que no pueda vivir sin tu presencia. Me liberas de las torturas que mi mente agita. Me acaricias con tu esencia, me besas con el alma, me acoges con tu bondad, me inspiras con tu fortaleza, me empujas con tus resultados y me envuelves de sensaciones. No tienes fronteras y consigues que destruya las mías. Sé que me acompañaras por el resto de mi vida y que, entre tu creatividad y mi perseverancia, conquistaremos el corazón de quienes nos sigan.



Es sorprendente que, en general, entre tú y yo, ambos, desconocidos pero a la misma vez más cercanos de lo que pudiésemos pensar, cada vez que hemos realizado un encuentro, al entablar conversaciones siempre descubrimos, y así lo confesamos en la intimidad de una almohada, que existen más detalles que me unen a los protagonistas de mis diálogos cafeteros que los que nos pudiesen separar. Cierto es que hay de todo. Se dice que hasta en las mejores familias existen conflictos, pasiones, disputas y grandes vendettas. Por ello que las excepciones que confirman las reglas existan y haya quienes por sus múltiples personalidades, defectuosas capacidades, trágicas o no tan fatales experiencias, miedos, equivocaciones, necesidades dudosas a veces - otras no tanto - , obscuridades, hostilidades, rudezas o analfabetismo mental se aventuran a sumergirse en temeridades inconcebibles, y al contrario de los primeros, de esos que miran a la vida frente a frente, incitan desconfianza y vacío. 



Dicho todo esto, y sin apartarte del protagonismo de esta carta íntima de agradecimiento, deseo nombrar aquellas personas que acompañándome y desnudando la timidez, lejos de sus miedos, vicios, defectos o virtudes - entiéndase por estos cuatro términos a la propia imperfección humana que a su vez es perfecta - conocen el sentido de sus vidas, el por qué de sus emociones, el color de su alma, el objetivo de sus vidas, los sueños que desean alcanzar, las ilusiones que les mueven, el saber estar y comportarse en situaciones de tensión, el aprender de los demás, el respetar… y todo ello aunque no conozcan si el camino por el que transitan es o no el correcto. 



Sabes a quienes me refiero. Ellos son fruto, en parte de tu creación, de tus propuestas. Son quienes hasta ahora me han acompañado en mis cada vez más seguidas entrevistas. Esas entrevistas que tu, querida, conoces demasiado bien porque me acompañas en cada una de ellas dándome fuerzas, diluyendo mi timidez. 



Querida, fuiste mi tormento, mi musa, mi inspiración para conseguir ímpetu e ilusión y, sin pretenderlo, llegar a donde me has hecho llegar; sin pretenderlo dar un salto al infinito. Me haces disfrutar, sacarle, o eso creo, el jugo suficiente a los encuentros para provocar sensaciones, al menos es lo que transmiten los protagonistas y cierto es que los números, en poco más de un año, son los que avalan las estadísticas de lectura con más de doscientas quince mil entradas. 

Eres mi creatividad, mi concentración, mi actitud, mi optimismo, mi ilusión, mi sentir, una de mis más agradecidas victorias, uno de mis triunfos más dulces, mi fuerza, mi inspiración, mi niña adorada, esa que seguirá siéndolo, en tu espacio original, a pesar que pueda llegar otra niña que te complemente, que me inspire aún más a quererte. 

Nunca te robarán de mi corazón, nunca desaparecerás. Eres mi energía. Junto a ti, cada día comienza un nuevo amanecer, una nueva vida. 

Te quiero querida “Idea”

Dirigido a la idea de haber comenzado a construir nuevos horizontes; nuevos espacios donde los entrevistados engrandecen un proyecto de futuro: “Coffee with Juanjo”. 

Juanjo Sánchez ©


Algeciras, 18 de abril, 2015

miércoles, 15 de abril de 2015

Juan Carlos Ocaña: un soñador con música en el alma.



Si el camino más corto entre dos personas es la sonrisa, la confianza es el esclarecedor hábito probatorio que unen dos corazones. 

Esta entrevista ha sido una bendición. Las razones son simples: el lugar que nos acoge, el ambiente añejo de las instalaciones y, sin duda, la persona que me acompaña quien, por fin, después de unas cuantas entrevistas tropiezo con la fortuna y descubro alguien que me transmite que el verdadero espíritu de la Navidad debe de existir durante los seiscientos sesenta y cinco días de un ciclo anual. En varias de las entrevistas anteriores también lo he presentido pero con este personaje aún se ha acentuado de modo sobresaliente. El sentir de unas Navidades llenas de color, de luz, de esperanzas, amor e ilusión, como aquellas que tuve cuando niño, y todo, a pesar de la ausencia de demasiados seres queridos, es su esencia.

Marcado por una infancia ideal este joven licenciado en Delineación de Obras Públicas acaba ejerciendo su refrendada pasión: la Música. 

Director de la Orquesta Sinfónica de Algeciras: ciudad de la Bella Bahía gaditana - gaditana como provincia andaluza y española, no como provincia institucional, tal y como asevera sentir - es el agradecimiento personificado de una educación singular basada en la luz que la Navidad proyecta en su mirada y refleja en su blanca sonrisa; quizás por haber nacido cerca de un mes de diciembre o quizás por tener, en el seno familiar, tan arraigado el “Amor” que forma parte intrínseca de su, aún corta, existencia.

Sus inquietudes llaman la atención hasta tal punto de conseguir captar la atención de su familia: su gran tesoro, y la seductora curiosidad de los amantes del arte, la cultura y la música. 

Celoso de su vida privada se protege y salvaguarda una vida familiar triunfante llena de felicidad.

Medio andaluz, oriundo de Algeciras “mare” y medio Barcelonés, por aquello de haber vivido sus primeros años y parte de su juventud en la Capital Condal, su nacionalismo es auténtico e incuestionable, y, aunque se considera de cualquier lugar donde se siente a gusto, cobija en su interior, por encima de su orgullo andaluz y su sentir catalán, la bandera nacional. España: su país; un país rico en historia, en cultura, en pluralidad social que no merece los políticos que la están vilipendiando con permisividad al expolio cultural y social.

Luchador, vehemente y solidario nace para amar al arte mayúsculo de la cultura en su generalidad, para estudiar la historia, esculpir figuras de barro con sus desnudas manos quizás, algún “Ecce homo”, tenga sus huellas y singular firma para la posteridad; para atesorar humildes secretos digno de mecenas, para escudriñar innovadores proyectos culturales con los que acercar la música al oído de los ciudadanos de un milenario país; para producir el sonido que consigue arrancar de las entrañas de sus instrumentos y, sobre todo, de todos aquellos que, a la vez, dirige con fervor a golpe de batuta. 

Juan Carlos, respetado y diplomático, es el fiel instrumento del escorpión, ese alacrán que amanece en el horizonte de las estrellas cuando Orión se esconde huyendo de un aguijón envenenado de creatividad y melodías; amable y solidario, de corazón afable y comprometido con el más necesitado, Ocaña, es una representación del carácter humano por excelencia.

Comprometido a preservar y potenciar el legado histórico musical de nuestra tierra marinera y avocado a la música universal, en unos momentos sociales crispados en los que el liderazgo es un desafío, adquiere mayor fuerza y consigue firmar, gracias a su esfuerzo y el de muchos a lo largo de varios años, con el consistorio municipal de Algeciras el acuerdo definitivo para impulsar “La Ciudad de la Música ‘Paco de Lucía’”, espacio que cobra en la actualidad mayor relieve que nunca. 

Compositor, consciente y perseverante no busca el momento perfecto, sino que trabaja a diario para encontrarse con él desde su propia creación.

Considera que el esfuerzo es la virtud de los elegidos, que la constancia es la llave que abre el corazón del baúl de los secretos y que, cuando ya no esté en este mundo, seguirá vivo no solo en la memoria de quienes se queden recordándole por haber dejado huella indeleble en sus corazones, eso espera, sino en la esencia del aire que ahora respira, y que luego respiraran alrededor de los rincones en donde vivió, en los recovecos de las calles que le acogieron, en las playas y bosques donde disfrutó, en definitiva, seguirá vivo, ilusionado y, con su eterna sonrisa, fusionado con la energía universal - trasformado en otro estado de consciencia superior - y vigilante de quienes se queden aquí, en esta existencia conocida: la vida. 

Insatisfecho con sus pasos, quizás podría haber avanzado más - la imperfección humana es lo que tiene - no llega a quejarse sino a agradecer a diario y mirar, solo de vez en cuando y no muy lejos en su memoria, hacia atrás para alegrase de los pequeños escalones que le han llevado a donde hoy se encuentra. Y, por supuesto, desear que el camino que aún le queda por recorrer sea, como menos, más dichoso que el más alegre de sus recuerdos.




En la acogedora biblioteca del Hotel Reina Cristina, lugar ideal con estructura victoriana al estilo británico de finales del siglo XIX, tomamos un café que se nos enfría mientras respiramos el aire ancestral de las paredes que nos protegen. Como testigos mudos de la historia: las estanterías llenas de libros. Algunos de ellos centenarios. Y, en concreto, una primera edición del segundo libro de una colección escrita por su mismo autor. Una obra que me llamó la atención, solo al ver su lomo hace unas semanas, cuando establecí mi cuartel general del Campo de Gibraltar en esta, solariega y elegante estructura victoriana: un hotel con historia; un hotel concurrido desde la Realeza y la alta sociedad internacional a los antiguos espías Italianos y Germanos durante la I y la II Guerra Mundial. La obra mencionada es: “The World Crisis 1915” del político y líder de guerra Sir Winston Churchill; un libro centenario algo más joven que los inicios de la construcción del hotel que fue en la última década del Siglo XIX. Un libro de lomo azul de Prusia, con olor añejo, páginas delicadas y tacto suave que el paso de los años conserva con afecto. Con toda seguridad pasaría por las manos de una ilustre y actual huésped del antiguo cementerio algecireño: Emily Churchill, fallecida a los 94 años en la ciudad de Algeciras, en la víspera de Reyes del año 1934 y sepultada en esta ciudad al sur del sur de la Península Ibérica.


En una mezcla de sabores, aromas y gratas sonrisas, frente a una chimenea conversamos.

En breve su entrevista. 

Juanjo Sánchez © 
15 abril, 2015, Algeciras





Copyright-protected by Digital Media Rights

martes, 7 de abril de 2015

AGRADECIMIENTOS INESPERADOS.

Gracias a José David Chico Chacón por compartir esta imagen  EN FACEBOOK, fuente de donde adquiero la imagen
que ha ocasionado este escrito. 


Reflexiones

Hay muchos ricos con corazones podridos, y muchos pobres que sienten lástima, pena y alegría de no ser como ellos. Hay muchos pobres, ricos en valores, en sentimientos; con corazones inquietos, soñadores, repletos estos de bendiciones, de amor y con grandes metas por conquistar.Hay muchos ricos pobres de alma y atiborrados de podredumbre, salpicados por sus propios deshechos; ricos despreciables y poco apetecibles de tratar. 

Siempre, siempre las grandes almas vuelan por encima de la bazofia ricachona y desagradecida. 

A pesar de ello, hay quienes siendo ricos consiguen con la humildad, el decoro, la empatía, el agradecimiento y el AMOR, ese que todo lo vence y hace triunfar, vencer las tinieblas de corazones negros y provocar que la excepción de la regla exista.

By Juanjo Sánchez 

Fábula

Pulula por las tierras Castellano-Andaluzas-Catalanas una leyenda urbana, con viso de realidad, en donde las historietas de un cómic de fantasía toman vida y acaban siendo protagonizadas por varios malevolos personajes. 

A destacar tres, entre otros cientos de esbirros verdugos y "cantamañanas" llamados "Urracas Parlanchinas". El primero de dichos esperpentos que forman el trío o cuarteto, según se mire, se asemeja al calculador y frío Dr. (liendre en este caso) Hannibal Lecter, el protagonista de "The Silence of the Lambs" quien se deja llevar por el segundo personajillo: un payaso frenético, tétrico, sin alma, ingeniero de la maldad, rencoroso y perspicaz, como el mismo se define, con el estilo de Joker.

El tercero (cuarto) las imágenes femeninas de Bob Patiño, el personaje de Los Simpsons, ayudante de payaso; en plural por que se dice que, como en las peores pesadillas que un adulto, en sus recuerdos infantiles puede seguir soñando, son dos siamesas unidas por un mismo cordón umbilical del que nutren su maldad: un solo corazón agujereado por roña y verdín humedecido de actos impuros.

Sus nombres Michel, Lolo y Rose-Marie.

Cuidado con estos esperpentos que persiguen, en vuestros remotos trasmundos, al hombre del saco y al coco.

Así que, si les encontráis, huid, pero no sin antes, darle una limosna, vuestra sonrisa y un corazón limpio. Ello os ayudará a disolver sus tinieblas en el volátil espacio que recorre, en un segundo, vuestros miedos y sombras. 

La felicidad está en vosotros. En quien os acompaña y no en quienes, o en lo que, os perturba. Un poco de humor nunca viene mal incluso en las peores circunstancias. Canten ante las dificultades. 

Fábula que roza, besa y abraza a la autenticidad de ciertos relatos conocidos por su autor en sus peripecias por tierras hispanas. El folclore popular a veces se enturbia por leyendas urbanas que, más lejos de una leyenda, se tornan en acontecimientos paranoicos donde el aprendizaje se agolpa junto al saber.


By Juanjo Sánchez © 
Algeciras, 7 de abril, 2015

jueves, 2 de abril de 2015

AVISO A NAVEGANTES DE LO FANTÁSTICO, EL TERROR y LA CIENCIA FICCIÓN.

Se espera, al menos voy a poner todo el empeño y esfuerzo para que sea posible, que durante el próximo otoño o invierno, quizás por eso de la continua alteración que sufre la sangre en momentos de pasión o quizás porque los seres de la noche despiertan con ansias, beben sedientos en sus bacanales de sangre, revolotean con mayor pasión alrededor de los mortales sin que estos los perciban, se multiplican con la codicia de procrear o porque, alguno de ellos o todos en coral, gritan ansiosos buscando esa savia roja de sabor único, se consiga avanzar en un monográfico: inquietante, perturbador, terrorífico, divertido, monstruoso, fantástico, infernal, ..., intenso para publicarlo algún día de luna llena.

Portada de la obra Fantástica "La Mansión de los Cuervos",
producto de 
los protagonistas del monográfico que se anuncia.


Un monográfico cómplice de las más evolutivas fantasías del terror. Un monográfico alimentado por los mejores autores, actores o creadores del género como fueron, y algunos son, Edgar Allan Poe, Christopher Lee, Paul Naschy, Bran Stoker, John Carpenter, Narciso Ibáñez Menta, Chicho Ibáñez Serrador, Mary W. Shelley, Stephen King, Alfred Hitchcock, Charles Dickens, Lovecraft, Stanley Kubrick, ... hasta llegar a, entre otros, a  Ángel Gómez Rivero, director y cofundador del certamen cinematográfico "Algeciras Fantástika"; aventurero, inconsciente o temerario buscador de secretos inconfesables que inició el camino hacia "La Mansión de los Cuervos", caserón abandonado, frío, inhóspito, enigmático... donde un grupo de amigos, entre los que se encuentra Ángel, habitaron presos entre sus tétricas paredes.

Ángel Gómez Rivero, en una de las primeras 
entrevistas realizadas por Juanjo Sánchez
¿Quiénes son los protagonistas? ¿Cómo consiguieron salir de aquel lugar? ¿Salieron de allí todos los componentes de aquella procesión de curiosos? ¿Qué les llevó a entrar allí? ¿Quién es Ángel Gómez al cual ya he nombrado? ¿Que pretende mostrar este monográfico fantástico? ¿Qué secretos inconfesables se esconden entre las vivas y adormecidas, ya de nuevo solitarias, paredes del caserón solariego que no se haya contado en el libro o esté oculto en el mismo? ¿Solitarias paredes?

Queridos lectores y seguidores es posible describir la extrema dureza de las historias que aquel lugar desea ocultar y es posible describir, con pudor y elegancia, a quienes se atrevieron a franquear, con extremo valor, las fronteras del lóbrego territorio que acoge el caserón. Pero, ¡ahora no es el momento! Toca esperar con espanto o con asombro las respuestas a las preguntas que se pueden estar agolpando en vuestra mente.

Paciencia, aunque pensándolo con algo de maldad o picardía, creo que si estuviesen en los jardines de aquel oscuro lugar, quizás, solo quizás, vuestra paciencia fuera una flor infértil, porque no todas pueden florecer en todos los jardines como dijo John Heywood.

by Juanjo Sánchez ©
Jueves, 2 de abril, 2015