jueves, 13 de agosto de 2015

Francisco J. Díaz Vidal - Presentación -

Presentación de Francisco J. Díaz Vidal 

Cuarta generación de un linaje de intelectuales gallegos es como se presenta, no sin antes dar fe de su peregrinar en la búsqueda de su propia naturaleza, la de un ser humano que ha sufrido, que ha trabajado, que se encuentra con una economía rota y que, a pesar de ello, se levanta frente a las caídas y se emociona y se motiva frente a la capacidad ilimitada que tiene el hombre para conseguir cambiar sus circunstancias.

Peregrino estacionado en las orillas del Atlántico Donostiarra dice haber sido Casco Azul  en misión de paz junto a las tropas españolas de la Brigada Paracaidista, aquella que se desplazó hacia Guerra de Bosnia, y compartió escenario junto a la Legión Española en los inicios del año 1992.

Ex militar profesional, peón de la construcción en Inglaterra, Músico, pintor y artesano vive sumergido en el Monte Igueldo bajo el manto estrellado de las noches de verano o bajo el sonido de la lluvia chapoteando sobre las paredes de su tienda de campaña, arropado por su abrigo, en los fríos inviernos del País Vasco.

Al Oeste de la Playa de la Concha, en San Sebastián – Donostia – y frente al Monte Urgull al Este de la misma Bahía, se hace acompañar por los animales que se le acercan, por su armónica, su flauta travesera, una flauta construida por él mismo con material encontrado en la naturaleza, y por la compañía de Jesucristo.

Oriundo de Tenerife, tierra de su familia paterna, tiene ascendencia en tierras mediterráneas de Valencia y en Galicia de Pontevedra, lugar este último del que hereda la sangre materna siendo el cuarto hijo de María del Pilar Díaz Caramés, casada esta con N. Díaz Delgado,  hijo este de Doña  María de los Reyes  Delgado Álvarez, originarios de Icod de losVinos en Gran Canarias, ambos, marido y mujer, fallecen con un par de meses escasos de diferencia al comienzo del año 2003.

Con la paciencia de la espera ante una vida primitiva, densa y desarrollada por el conocimiento y los genes de una familia de célebres pensadores y literatos de Galicia, Francisco se enfrenta a la perenne vida de un campista que hace de sus circunstancias la riqueza de vivir. Reinventor de su propia existencia, sobreviviente de experiencias de guerra es su propia incógnita, para conectar con sus miedos más primarios y vencerse frente a sus aprensiones. Su amor: su propia religión, la que elabora en sí mismo para obtener sin exigencias momentos de plenitud, espacios de paz y nuevos amaneceres llenos de agradecimientos.

Creyente en el puzle de un Universo compasivo se apiada del ser humano y recuerda sus orígenes, sus experiencias, sus memorias y la reminiscencia de una familia emblemática de Pontevedra compuesta por gente con origen en el medio rural del paraje natural del Consejo Parroquial Pin Setecoros Valga. Según me hace saber es uno de los nietos materno de, quien fuese poeta de la Generación del 25 y educador,  Xoan Vidal Martínez quien fundara  junto a Alfonso Rodríguez Castelao y Alexander Bóveda el Grupo Nacionalista Galeguista de Pontevedra; casado este con María Josefa Aurora Caramés Monteagudo, abuela materna de Francisco Javier Vidal. Francisco es a su vez sobrino de la poeta Clementina Vidal Caramés.

Francisco abandera una máxima de las Sagradas Escrituras Católicas: “Amaros los unos a los otros como yo os he amado” (Juan 13:34). 

Juanjo Sánchez ©





Esta presentación se basa en las sensaciones que el protagonista de la entrevista transmite al entrevistador, Juanjo Sánchez, así como en la grabación autorizada por este primero. Razón por la cual "Coffee with Juanjo" y su autor no se hacen responsables de la información que aporta el entrevistado.

martes, 11 de agosto de 2015

NOTIFICACIÓN

Debido a las estrictas exigencias de las políticas de gestión de este espacio si se determinase la obligación de dejar sin contenido visible, o en borradores, alguna entrada se realizará sin previo aviso.

Las entrevistas son grabadas en modo audio con el consentimiento de su protagonista al inicio de la grabación o firmado en documento de aceptación, así como autorizada su publicación mediante correo-e o cualquier medio on-line que deje constancia de la aceptación, una vez revisada la misma por el protagonista, con la única excepción de aquellas entrevistas que por impedimento de contacto o dificultades sean publicitadas bajo la responsabilidad de lo que el entrevistado haya dicho al micrófono de la grabación.

Este espacio nunca se ha hecho responsable, ni lo hará, de las opiniones originarias vertidas en el por sus protagonistas: los entrevistados.

Las entrevistas siempre han sido, una vez transcritas las grabaciones y revisadas por los protagonistas, publicadas tras una presentación escrita por la pluma literaria del propietario de este espacio: Juanjo Sánchez, autor igualmente del proyecto cultural - "Coffee with Juanjo" - con dirección web: www.coffeewithjuanjo.com

Las entrevistas son concertadas, por los medios necesarios, y nunca se pondrán en duda la veracidad de los comentarios o respuestas a preguntas que el protagonista refleje durante la emisión y en el tiempo de permanencia de la publicación final.

Las entrevistas junto a sus patrocinadores originales siempre estarán en el archivo histórico de este espacio y en el de su afín en el web site antes mencionado de Coffee with Juanjo, siempre y cuando, no surjan dudas contrastadas sobre la autenticidad del contenido y se mantengan la confianza inicial depositada en el personaje protagonista del encuentro.

En el caso de detectar en algún momento y de cualquier forma fidedigna, entre otros episodios, desprecio, descréditos, difamación, insultos, atentados contra el Honor, amenazas, connivencias con actos ilícitos o moralmente punibles, apologías de cualquier tipo en contra de la legalidad o la lealtad y a favor de la enemistad, la inquina, o, entre otras actuaciones, el acoso y derribo a otras personas sin las debidas garantías constitucionales recogidas en el Título I, sobre los derechos y deberes fundamentales de la Constitución Españolauna vez corroboradas las diversas actuaciones del autor de las mismas, ya sea por acción u omisión, la/s publicación/es afectada/s - directa o indirectamente - por los diferentes hechos que pudiesen ocurrir, u otros similares pasará/n a formar parte de un histórico que podría ser puesto a disposición procesal cuando fuesen exigibles responsabilidades legítimas.

Referente a aquellas otras entrevistas que con el tiempo no se llegasen a publicar, entre otros muchos motivos, cabe la posibilidad que se viesen afectadas por decisión unilateral del responsable de este espacio cultural. Un único motivo la desconfianza surgida por alguna que otra acción u omisión, con punto de origen en los hechos aludidos en el párrafo anterior, como motivos para silenciar y ocultar la visibilidad de dichas entradas.



Siempre existirá un plazo de tiempo prudencial en el que estimar la decisión final.

sábado, 8 de agosto de 2015

Nuria Ruíz Fernández

DOS PUNTOS SUSPENSIVOS


Durante las noches de desvelos y sueños derramados entre las estrellas, las ventiscas que zarandean los juncos jamás podrán demoler la rígida flexibilidad de una mujer: hija, madre y abuela a quien se le ilumina la mirada con la inocente presencia de sus nietos.


Alma despierta y con carácter, es el reflejo de sus miedos e inseguridades, de su valentía y constancia, de sus fortalezas y de sus debilidades; es una soñadora incomprendida, solidaria, bohemia, vehemente, resistente, generosa, crítica, impetuosa, serena, coherente; musa y café, artesana de la risa, constructora de enlaces entre dos orillas; veneno, perfume y fragancia a clarividencia; recopiladora de emociones, acordes y poemas; independiente y desbocada, coqueta y alentadora de sinergias, en la búsqueda de la alegría, de la tranquilidad, de la liberación del ser y del encuentro consigo mismo. Se considera, sociable pero introvertida, de muchas emociones pero de poca destreza para mostrarlas; ni mejor ni peor, simplemente distinta, tal vez, como el Ave Fénix que resurge de sus cenizas. 

Nacida bajo el signo de acuario, un martes trece del mes de febrero de un año bisiesto, bajo el rugir de los truenos y la luminosidad del relámpago llega a la tierra, con el síndrome de la crisálida mimosa, nuestra protagonista quien se transforma en un segundo, de rayo en arcoíris y de luz en tinieblas. 

Vendedora de sueños, costurera de palabras y con resaca por navegar entre mares inciertos, llenos de entresijos, curiosidades y éxitos aderezados de constancia y de esfuerzos. Ella es el frescor del aire nocturno del desierto, la exótica flor del oasis, una costurera de emociones que despierta del letargo de un mal sueño… y Marruecos le devuelve la vida. 

Juanjo Sánchez ©

Algeciras, 8 de agosto, 2015


*******

¿Quién es Nuria?

Una vendedora de sueños, porque mi profesión primigenia es el arte de la venta, lo demás viene por añadidura. Y de sueños, porque me gusta ayudar que los sueños de los que me rodean se realicen. Mi nombre real es Nuria Ruíz Fernández aunque mi segundo nombre es Nurya de Khessassi, el apellido de mi marido. Nací en Algeciras hace 47 años, en un día endiablado bajo los truenos y relámpagos que se precipitaban sobre el Hospital de la Cruz Roja, un martes 13 de un año bisiesto.

¿Te consideras distinta?

Solo diferente, ni mejor, ni peor que nadie. Seguro que soy peor que muchos y mejor que otros, pero lo que tengo claro es que jamás “pagaré con una mala moneda” a quien me hace daño, antes me lo hago yo. Tengo mis propias normas y por ellas me guío en este mundo, con dos premisas importantes: No hacer daño a nadie y alejarme de las personas negativas. Hay quienes hacen daño por placer, por envidias, por celos mal administrados, pero el problema lo tienen ellos en sus cabezas, no yo.

¿De dónde procede el alma de Nuria?

Me vas a hacer llorar. De dos personas muy buenas: mis padres. Son dos personas a quienes admiro por encima de todo. Son dos maravillosos abuelos para mis hijos y grandes padres para mí y para mis hermanos. Han sido y siguen siendo dos personas muy trabajadoras quienes con su ejemplo me han enseñado a ser responsable en todos los ámbitos de la vida, sobre todo, en el trabajo. No son personas de grandes frases o grandes consejos. Su forma de pensar, tan distinta a la mía, me ayudó a ser lo que soy hoy en día. No entendieron que me gustara leer más que limpiar la casa o casarme, o que quisiera estudiar una carrera, o que buscara la independencia ¡Eran otros tiempos! Lo acepté, no me arrepiento de ello, por eso digo que su NO apoyo, me ayudó a conseguir todo lo que me negaban. ¡Siempre he sido una rebelde! No me gustan las cosas fáciles…(ríe)

¿Qué destacarías de tu padre hoy día?

Su fortaleza física y el respeto por el trabajo bien hecho. El aprecio que le tengo a la hostelería es gracias a él, ha sido un gran vendedor y mejor hostelero, quizás por ello, cuando voy a Marruecos disfruto tanto de sus restaurantes y locales, porque tienen esa forma de ver la hostelería tal como la entiende mi padre, que... ¡Cuánto tenemos que aprender en España de algunas cosas!

¡Por ejemplo!

En Marruecos el servicio al cliente es extraordinario. Si pides un desayuno te ponen el vaso de agua rápidamente sin tener que pedirlo varias veces como, a veces, ocurre aquí; los desayunos siempre llevan incluido un zumo de naranja, y eso que la naranja es producto español; cuidada atención al cliente y atender con alegría, mirando a la cara. En definitiva, trabajar con profesionalidad, sea el sueldo que sea el que cobres. Las cosas bien hechas siempre hacen destacar a las personas.

¿Hermanos?

¡Sí! No somos personas de cariños extremos, abrazos o besos, pero sí que estamos muy unidos. Cuando nos necesitamos estamos para lo que haga falta. Uno es Jefe en Refinería Cepsa aquí en San Roque, Cádiz, y el otro es DUE en urgencias del Hospital Punta Europa de Algeciras. Dos hombres a los que admiro porque tienen también esa capacidad de trabajo e implicación que tanto nos ha inculcado mi padre.



¿Niña mimada?

Si ser mimada es que estén constantemente pendiente de una, pues sí, pero no he sido niña de grandes regalos ni ropas caras, la economía en mi casa siempre fue muy justita. El día que me falte mi madre es cuando más me acordaré de ella, eso seguro porque ha sido mis pies y mis manos para criar a mis hijos. Si no hubiese sido por ella no hubiera podido trabajar tanto como he trabajado, para sacarlos adelante. Mi madre ha sido y es ama de casa, madre, abuela, empresaria, contable, cocinera, niñera, modista, costurera, estratega, luchadora,… Y ahora que no me puede ayudar tanto por el accidente que tuvo hace dos meses, se partió la rótula, lo noto bastante. ¡Me vas a hacer llorar, dejemos el tema!

¿Abuela tan joven?

No soy tan joven, tengo mis años…(vuelve a reír). Soy abuela aunque quien ha criado a mis hijos ha sido mi madre. No he tenido un hombre que me acompañara y yo he tenido que trabajado duro para que no les faltara de nada.  Mis hijos jamás han notado la ausencia de un padre, la verdad.
Nunca recibí nada de él, ni una pensión, ni un regalo en Navidades para los niños, absolutamente nada. Pero estoy orgullosa de lo que he conseguido, dos hijos maravillosos que por encima de todo, son buenas personas.
La verdad que he vivido muy bien. He ganado lo suficiente para mantener a mis hijos, para ayudar en la casa de mis padres, para que no les faltase de nada y para disfrutar de la vida como me ha dado la gana. No me arrepiento de nada, ni de lo bueno ni de los malos ratos.

¿Qué recuerdas de tu infancia?

El comprar libros a escondidas y leerlos también a escondidas. Me encantaba estudiar, de echo hoy en día sigo estudiando, soy muy curiosa y me gusta aprender, siempre aprender. En casa nadie le prestaba atención a mis notas. En mi casa preferían que estudiasen los niños a la niña que se la tenía que preparar para el casamiento y esas cosas, pero ya digo, yo fui muy rebelde. 

Recuerdo que tenía un examen muy difícil, tendría siete u ocho añitos, y mientras estudiaba le decía a mi padre: “Esto no lo voy a aprobar papa! ¡Qué difícil!”. Y él me dijo: “Lo que pueda conseguir cualquiera, tu lo puedes conseguir”. Seguramente lo dijo sin pensar que esa sería la frase más importante en mi vida y que marcaría mi destino.

¿A quién te gustaba parecerte cuando pequeña?

Hay una anécdota curiosa. La televisión llegó a mi casa cuando yo tendría siete años. Desde entonces no me he separado de ella. Y recuerdo que casi todos los domingos mi padre nos llevaba a la familia a comer fuera de casa, sobre todo a la antigua Venta “El Oro” en Guadacorte, la pedanía del municipio de Los Barrios en Cádiz y recuerdo que yo le dije a mi madre que no comía hasta que no viese “La Casa de la Pradera”, en eso que la dueña me llevó a su casa y me puso de comer mientras yo frente a la televisión veía a Laura Ingalls Wilder la protagonista a quien yo quería parecerme, interpretada por Melissa EllenGilbert. Me gustaba parecerme de pequeña a las protagonistas rebeldes, con fuerza, como la protagonista de "Mujercitas", la escritora, o la protagonista de "Ana de las tejas verdes" otra escritora e incluso a Momo, de la novela de "Loscaballeros grises" de  Michael Ende.


¿Puede que tu vocación de comunicadora sea por aquello de la televisión?

Y puede que también lo sea por la radio. En casa, hasta antes de llegar la televisión, yo escuchaba la radio con mi abuela. Hay otro detalle curioso al respecto. Yo escuchaba la radionovela: “Lucecita” allá por el año 74, cuál sería mi sorpresa con el paso del tiempo que la voz de Lucecita era la voz de mi compañera y amiga, reconocidísima profesional de los medios y colaboradora de Radio San Roque, Juana Mari Moreno Tovar. Sí, la radio y la televisión marcaron mis gustos en la juventud. Crecí con Alaska y la Bola de cristal




¿Cómo comienzan tus inicios en los Medios de Comunicación?

Comencé en la antigua Algeciras Televisión, la del Castillito como siempre la defino, por su logo tendría unos 28 años. Era una empresa privada que creo José Antonio Sánchez Ledesma junto a Antonio García en la calle Sevilla de Algeciras, justo detrás del Ayuntamiento antiguo de la Calle Ancha. Y gracias a Nuria Ramos, quien dirigía el proyecto empresarial de comunicación, fui apadrinada en la profesión. Cuando Nuria Ramos lo dejó ya se había ido Ledesma y entró como director, el conocido hoy como hipnólogo: Anián Berto, Paco del Río. Él me ofreció un magazine de cuatro horas, los sábados por la mañana, llegué a entrevistar a Agustín Bravo.

Desde entonces no me he separado de la radio y la televisión, con la salvedad de una época en la que me dediqué de lleno a mi hija, su delicada enfermedad me obligó a dejarlo todo. Era su vida por la mía y no lo dudé un momento. Ella tenía que vivir y hoy en día es la maravillosa madre de mis dos nietos.  Yo me alejo de todo hasta que ella se va recomponiendo y en esos momentos, es cuando comienzo a resurgir. Empiezo a recuperar mis escritos, a seguir escribiendo, y estudiando y aprendiendo, empecé a implicarme en la cultura y de estar en segundo plano, sin querer, me posiciono en la segunda fila, digámoslo así. Y así, poco a poco, he ido recomponiendo yo también mi propia vida. 

Hoy dirijo el programa “Arte y Cultura: Aunando Orillas” en Radio Televisión Multimedia de San Roque, en la89,6 fm. Dirijo la "Revista · Hércules Cultural ·" y tengo mi propio periódico digital, mi blog, tres libros publicados y tres guardados en el cajón esperando su momento.

¿Cuál es tu patria?

Soy Andaluza por los cuatros costados ¿no se me nota? La verde y blanca es mi bandera, no lo puedo remediar. Las ideologías políticas se las dejo a otros. Yo me relaciono con personas y como tal, respeto todas las ideas e ideologías. Aunque mi patria estará donde esté mi familia, allí donde vayan mis hijos y mis nietos, allí asentaré mi nueva patria.

Pronto, más tarde de lo que se esperaba, se publicará una entrevista con Emilio Ríos. Sé que es alguien especial para ti. ¿Quién es Emilio?

Por ahí hay un poema que le escribí donde le digo que siempre le he visto desgarbado, mal peinado, con su maletín...; Juan Emilio Ríos es un referente en mi vida y en mi etapa de escritora. Le pedí que leyera mi primer libro “El mar de mis recuerdos”: una recopilación de todos los escritos, relatos y poesías que yo comencé a escribir desde que tenía uso de razón hasta algo más o menos de los 20 años. Emilio fue el primero que lo leyó y sus palabras me animaron a publicarlo. Sería mi primera vez.

Cuando joven era muy reservada y tenía poca confianza en mi misma, quizás por la enseñanza recibida de las monjas y de mi madre. Soy aún, aunque no lo parezca, muy reservada para mi vida privada, introvertida incluso… aunque el tiempo y la experiencia, incluso la necesidad, me ha enseñado a afrontar mis propios miedos e inseguridades de tal forma que hoy en día parezco que me voy a comer el mundo. (sonríe)

Recuerdo que a Juan Emilio, cuando pude acceder a él, llegué con miedo, me imponía mucho respeto y admiración su persona y sus escritos.

Juan Emilio y su mujer Carmen Sánchez, a la que aprecio y admiro, son extraordinarios, pero no sólo conmigo, creo que no hay nadie en Algeciras que debiera pensar lo contrario.

“El mar de mis recuerdos”, sugerente título.

Pues sí, la playa del Rinconcillo, una barriada de mi "Algeciras Mare" es mi patria chica. Allí he vivido los mejores veranos de mi vida desde muy pequeña y el mar siempre ha estado a mi lado. Su sonido me sosiega. Un día mi padre habló con un profesor de la Escuela de Artes y Oficios, quien me encuadernó los dos pequeños tomos que son hoy en día, en realidad, mis dos primeros libros. Me los regaló mi padre encuadernados cuando cumplí 18 años.
Mi padre, aunque en la sombra, me apoyaba en esto de juntar palabras, sin mediar palabra. Están escrito en máquina de escribir, con hojas amarillentas y tapas recias y duras de color rojo. Nadie los ha leído ni nadie conoce su existencia hasta hace un par de años que se los enseñé a Emilio y a Carmen.

¿Cómo te has vencido a ti misma?

He sido una persona en mi juventud con muchos miedos, y los he superado, metiéndome de lleno en ellos. El salir victoriosa me ha hecho más fuerte.

Muy importante ha sido el alejarme de gente que nada bueno me pueden aportar, así como, el acercarme a personas positivas, sin rencores, sin malas intenciones, celos, animadversión o influencias tóxicas. Hay cosas que no comprendo pero fluyen como pueden ser los egoísmos, los desconfianzas, las envidias… Hacer el mal es muy fácil, yo puedo ser la persona más mala si me lo propongo, no hay que tener cualidades para ello, pero hacer el bien, ser buena persona, conlleva sufrimiento y trabajo interior, y para eso se necesita mucho esfuerzo, y como dije al principio, me gustan los casos difíciles y los retos. Por eso intento ser buena gente aunque mi apariencia parezca altiva y orgullosa, porque sé de lo que soy capaz, hoy en día me conozco mejor que nadie. Soy muy critica conmigo misma, siempre para mejorar.

En esta vida cuando alguien parecer creer que está por encima de otros todo es maravilloso, cuando ese alguien está al mismo nivel del contrario ya miran de reojo y con recelo, pero cuando el contrario sube un pequeño escalón se disparan las críticas más destructivas, las difamaciones más acentuadas, las exclamaciones más clamorosas, los insultos más devastadores… Pero, ¡no pasa nada! Allá cada uno con su conciencia, el problema lo tienen los demás con su baja autoestima que tienen que solapar y ensuciar el trabajo limpio de otras personas. Mi camino es en línea recta.

Todos somos capaces de conseguir cualquier cosa, ya me lo dijo mi padre: “Lo que pueda conseguir cualquiera, tu lo puedes conseguir”, en vez de criticar, hazlo y si crees no poder hacerlo, deja que otros lo hagan, así de sencillo.


Un episodio en el que te has vencido a ti misma.

¡Muchos! de modo constante, cuando salí del Centro Andaluz, una entidad cultural que no acababa de llenarme por cosas que no vienen al caso ahora mismo, le pedí a Juan Emilio pertenecer al Ateneo José Román de Algeciras, del que era y sigue siendo el presidente. Fui a un recital, y como Emilio es como es, sin conocerme a penas,  me sacó a leer, ante un auditorio abarrotado de gente, textos míos. Además con los nervios elegí el más largo, el “A solas conmigo misma” y el más íntimo. Nunca había leído nada mío en público. De esto hace apenas 9 años. Pero leí, y muy bien, y me alegré del mal rato que había pasado.

Otros ejemplos de mi juventud, entre otros, puedo contar aquel en el que superé el miedo a los ascensores y a la oscuridad. Cuando chiquitita me quedé encerrada en un ascensor con mi abuela. No superé el miedo hasta que no me armé de valor y entré sola, de mayor, en uno. Con la oscuridad me pasaba lo mismo. Quedarme a oscuras y superar un trauma que tenía desde pequeña, quizás obsesión, por no querer quedarme como mi abuelo quien era ciego, me superaba. El ver que no ocurrió nada en ninguno de los dos casos, cuando me enfrenté a subir en un ascensor a un segundo piso o cuando decidí quedarme en la más absoluta oscuridad, hizo que venciera esas limitaciones que imponían mi mente.

¿Cómo comienza tu primer libro?

Con un poema: “A solas conmigo misma” es el primer poema del “Mar de mis recuerdos”. Es un encuentro con mi yo interior, con mi parte más vulnerable, la más triste de mi vida y, en contraposición, con ese deseo de romper hacia la alegría, la felicidad, hacia la vida, pero sin saber cómo. Lo escribí con 17 años.

Otra anécdota es que con solo dieciséis años comencé a trabajar los veranos en Almacenes Méridas. Parte del dinero era para comprar libros y TBO’s. Hoy mi casa es una biblioteca con varias habitaciones dedicadas a estanterías y libros. Yo no quería ropa, yo solo quería libros, libretas y bolígrafos. Y sigo queriéndolos igual que de adolescente. Uno no se da cuenta de todos los libros que tiene hasta que se traslada de casa. Y yo me he trasladado más de tres veces.

¿En que se caracteriza la Asociación Hércules Cultural?

La Asociación Hércules Cultural es una Asociación con doce proyectos, los doce proyectos de Hércules, en los que la ayuda inestimable de Carmen Sánchez Melgar es vital.

La revista Hércules es un proyecto más dentro de la Asociación Hércules de las Artes y las Letras. El proyecto estrella, sí, pero uno más. La dirección de la Asociación Hércules ha decidido, por mayoría, llevar a cabo a partir de septiembre y de forma anual, 12 proyectos, como los 12 trabajos de Hércules.

Es cierto que nuestra labor es hercúlea, y nunca mejor dicho, la implicación en los proyectos a veces nos restan fuerzas y tiempo, pero nunca positividad, ilusión  y ganas de llevarlos a buen término.

Así, que sin ayuda alguna de subvenciones, y solo con nuestro esfuerzo y con la implicación de muchos artistas y escritores que se están sumando, hemos organizado los 12 proyectos de Hércules, que son:

- Revista Hércules (trimestral) y el monográfico Herculito (anual)
- Mostramos tu Arte, exposiciones de pintura.
San Roque Negra, jornada dedicada al género negro en San Roque.
- La Palabra en la Imagen, tertulias de cine.
- Historias para Compartir, ciclos de lecturas de relatos.
- Léeme un Poema, lo que antes era Poesía por Barriadas.
- Parodias y Tragedias, representaciones teatrales.
- Estamos Contigo (actividades y temas sociales.
- Concursos de relato y dibujo
- Veladas Musicales, conciertos.
- Déjame contarte un Cuento, lecturas en los colegios.
- Palabras en el Ágora, conferencias.

12 proyectos que llevaremos a las Barriadas, a las Asociaciones, Ayuntamientos, Colegios, Bibliotecas, y a cualquier local que nos quiera abrir sus puertas. Y quiero, en nombre de mis compañeros y mío propio, agradecer de antemano a los Ayuntamientos, personas físicas y entidades que durante este año y medio, no solo se han ido sumando a nuestra causa, si no que nos han apoyado desde los principios como son el caso del Ayto. de San Roque, el de Los Barrios o la Asociación de Esclerosis Múltiple del Campo de Gibraltar.

En el camino que tenemos por delante, nos encontraremos piedras, acantilados y huracanes, pero la ilusión es capaz de mover montañas. Y como Hércules, lucharemos contra las adversidades con honestidad, respeto y sobre todo, con ilusión por hacer de nuestro proyectos, los proyectos de todo aquel que lo desee.

Como decía, no recuerdo el nombre: “En la vida no hay que dejar cicatrices, sino huellas”. Por ello las pisadas de Hércules son fuertes como la de los dioses del Olimpo y todo el que lo desee estará ahí para verlo y acompañarnos mutuamente en el camino, porque nuestras puertas están abiertas para todo aquel que quiera dejar su huella.

En eso consiste, así de simple y así de complicado, la Asociación Hércules de las Artes y las Letras.

¿Qué es “San Roque Negra”?

Es uno de los proyectos de la Asoc. Hércules. Se lo propuse a la Delegación de Cultura del Ayto. de San Roque, y a Dolores Marchena la Delegada de Cultura le pareció estupenda la idea. Será una jornada completa, el día 8 de octubre, sobre el género negro. Tendremos exposición de pinturas, banda sonora, teatro, mesa redonda, lecturas y firma de libros. Nos acompañara en esta primera ocasión uno de los escritores más importante del género en España, José Luis Muñoz, con montón de libros y premios a sus espaldas y uno de los promotores de la Semana Negra de Gijón

La verdad es que estamos muy entusiasmado con este proyecto al igual que con el Mostramos tu Arte, que coordina Carmen Sánchez en la zona de Manilva, Málaga, con exposiciones de pintura. Mostramos tu Arte ya ha creado precedente en la zona de Málaga, ahora esperamos que el San Roque Negra cree precedente en el Campo de Gibraltar. El aforo es libre y solo esperamos el apoyo de la gente para que salga bien.

¿Las ideas se venden?

En la vida es todo comercialización, aunque sea una simple idea. El concepto venta igual a dinero es erróneo. La negociación es una técnica de ventas y no necesariamente una maquinaria generadora de dinero inmediato. El dinero vendrá por añadidura. Todo en esta vida se vende. En el momento que sacamos ese libro que teníamos guardado en el cajón, la maquinaria de la venta empieza a funcionar. Si vemos una película y nos gusta, la maquinaria de la venta empieza a funcionar. Si tenemos una ideología política, la maquinaria rueda sola. Si queremos convencer a un padre que deje más tarde a su hija o hijo en una fiesta, la maquinaria echa chispas…(suelta carcajadas). No todo lo que se vende es material, ni todo se vende para ganar dinero. Una buena venta genera, por encima de todo, satisfacción. Y conseguir la felicidad de uno y de los demás, es la finalidad.




Una persona anónima enfrentada, cara a cara, con su figura pública. Una mujer de hielo nacida bajo los truenos y  los relámpagos de un martes 13 infernal, hace unas cuantas décadas; una mujer sólida como un iceberg y suave como el tacto del hielo; cálida como el amanecer y templada como Excalibur “Acero que corta”, vehemente y tentadora como los frutos del árbol de la ciencia del bien y del mal es natural como la vida misma, gladiadora y buscadora de la verdad. Una mujer con sus virtudes y defectos, con su pasado y su presente, con sus verdades y sus dudas, con sus temores y sus pensamientos, con sus lágrimas ocultas y su sonrisa llena de ilusión, con sus sueños y sus emociones, esos con los que, más allá de las críticas destructivas y los sin sabores recibidos, recuerda un pasado feliz y refuerza su carácter, su personalidad y sus dones: el carácter de una mujer acuario con ferocidad felina, la personalidad de una pantera y el carisma de un personaje público dedicado al mundo audiovisual que, con esfuerzo y constancia, lleva años brindando su vida a los medios de comunicación, a la cultura y al arte y que, a pesar del murmullo, que los rumores malintencionados incitan hacia la apología de la enemistad, continua en el camino de ofrecer la diferencia necesaria para encontrar opositores que refuercen el sentido de su esfuerzo. ...

                                         ... y Marruecos le devuelve la vida.


Juanjo Sánchez ©

Algeciras, 8 de agosto, 2015


Puntos suspensivos de Joaquín Sabina: "... lo atroz de la pasión es cuando pasa, cuando al punto final de los finales no le siguen dos puntos suspensivos."